CABLES MORSE

El manejo de los cables morse, es de suma importancia en el aparato propulsor de todo barco, debido a que, este cable se encarga de controlar el gas; al momento de embarcar se debe asegurar que esté funcionando de forma correcta, para evitar así tener cualquier tipo de contratiempo durante la navegación. En la actualidad, estos cables son conducidos con unas palancas modernas las cuales permiten que tanto el gas como la marcha vayan adecuadamente sin complicaciones.00cablesmorsenauticos-500x500.jpg

 ¿Por qué comprar Cables Morse?

Los Cables morse para el control de barcos y motores intrabordas e incluso fuerabordas poseen distintas medidas, algunas de las más comunes, son en primer lugar, el cable de 9 FT, el cual tiene una medida aproximada de 274 cm. En segundo lugar se encuentra el Cable de 10 FT, que mide unos 305 cm. Por su parte, el cable de 11 FT Mide alrededor de 335 cm mientras que el cable de 12 FT tiene una longitud de 366 cm. Todos estos cables, se caracterizan por tener en el extremo una rosca por donde ingresa la presión del gas.

Para que toda embarcación funcione correctamente, y se mueva en las direcciones deseadas, es necesario adquirir un cable morse, porque sin él, será complicado hacer que fluya el gas. Ahora bien, es necesario saber reconocer si el cable morse del barco se ha roto y lo que se debe hacer en dicho caso.

Puede suceder que luego de un prolongado tiempo de uso, ya sea por la corrosión del ambiente marino u por alguna torcedura, se rompa la conexión existente entre el extremo enroscado y el cable interno, si esto ocurre, se podrá evidenciar que el propulsor no acelerará, si se observa esta falla y se confirma que el cable morse se quebró, lo primero que se debe hacer es cambiarlo por uno del mismo tipo y preferiblemente con las mismas medidas, la buena noticia es que es posible hacer esta maniobra sin gastar dinero, mientras se tenga el conocimiento suficiente sobre el cable.

Ahora bien, donde termina el cable se puede observar un elemento de plástico de color blanco que va enroscado a la varilla que entra a presión sobre una bola ubicada en la palanca de gas, esta pieza debe retirarse con sumo cuidado para que no se rompa, pues será útil para el cable sustituto; finalmente es necesario tener en cuenta que el punto de anclaje del cable nuevo, tiene muelles que le dejan desplazarse mediante la acción del mando, por lo tanto, hay que anclar el cable con este elemento mientras se hace presión, lo cual generará en ella la tensión necesaria para que empiece a fluir el gas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s